RÉGIMEN DE PROMOCIÓN DE INVERSIONES

Por disposición legal, la inversión en Uruguay es declarada de interés nacional. El inversor extranjero goza de los mismos incentivos que el inversor local, no existiendo discriminación desde el punto de vista tributario ni restricciones para la transferencia de utilidades al exterior. Existen incentivos generales y automáticos para la inversión.

REGLAMENTACIÓN
El régimen de promoción de inversiones se encuentra enmarcado en la Ley Nº 16.906, en la cual se declara de interés nacional la promoción y protección de inversiones realizadas en el territorio por inversores nacionales y extranjeros.
La reglamentación correspondiente al régimen ha sido desarrollada y mejorada en los últimos años derivando en su actual ordenación a través del Decreto N°002/2012.
Estas herramientas ofrecen una diferenciación de dos grupos de estímulos fiscales: los de orden general y los específicos.

ESTÍMULOS DE ORDEN GENERAL PARA LA INVERSIÓN
Los beneficiarios de estos estímulos fiscales son todos los contribuyentes del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) y del Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios (IMEBA), que realicen actividades industriales o agropecuarias.

Los beneficios automáticos son los siguientes:
– Exoneración del Impuesto al Patrimonio (IP) de los bienes muebles destinados directamente al ciclo productivo y de los equipos para el procesamiento electrónico de datos.
– Exoneración del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y del Impuesto Específico Interno (IMESI) correspondientes a la importación.
– Devolución del IVA incluido en las compras en plaza de los bienes muebles destinados al ciclo productivo y equipos para el procesamiento electrónico de datos.
Adicionalmente, el Poder Ejecutivo tiene la facultad de exonerar del IP a los siguientes bienes de activo fijo:
– Mejoras fijas afectadas a las actividades industriales y agropecuarias.
– Bienes inmateriales como marcas, patentes, modelos industriales, privilegios, derechos de autor, valores llave, nombres comerciales y concesiones otorgadas para la prospección, cultivos, extracción o explotación de recursos naturales.
– Otros bienes, procedimientos, invenciones o creaciones que incorporen innovación tecnológica y supongan transferencia de tecnología.

ESTÍMULOS RESPECTO A INVERSIONES ESPECÍFICAS
Aquellas empresas de cualquier sector de actividad que presenten un proyecto de inversión y que el mismo sea promovido por el Poder Ejecutivo, tendrán la posibilidad de acceder a beneficios adicionales. Estos estímulos están contemplados en la nueva reglamentación del régimen de promoción de inversiones (Decreto N° 002/012) y los Criterios Generales de Funcionamiento definidos por la Comisión de Aplicación (COMAP).

Los beneficios a los cuales podrán acogerse las empresas cuyas inversiones sean promovidas por el Poder Ejecutivo son los siguientes:

Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE)
Esta exoneración se define en función de la aplicación de una matriz de indicadores y el puntaje obtenido en ella. Los indicadores que componen la matriz de estos proyectos y sus coeficientes de ponderación son los siguientes:
– Generación de empleo: 30%
– Descentralización: 15%
– Aumento de las exportaciones: 15%
– Producción más limpia o Inversión en investigación y desarrollo: 20%
– Indicador sectorial: 20%

Cada indicador se computa como un número entero que va de 0 a 10 puntos, obteniéndose el puntaje final de la matriz como la suma ponderada de cada uno de los indicadores.

La exoneración se realizará considerando la adquisición de los siguientes bienes destinados a integrar el activo fijo:
– Bienes corporales muebles. Excluidos los vehículos no utilitarios y los bienes muebles destinados a casa habitación.
– Mejoras fijas, excluidas las destinadas a casa habitación.
– Bienes incorporales que determine el Poder Ejecutivo.
– Plantines y los costos de implantación de árboles y arbustos frutales plurianuales, en tanto se incurran en el primer año del cronograma de inversiones.

A efectos del monto computable para la obtención de los beneficios, se tomarán en cuenta, como parte del proyecto, aquellas inversiones realizadas a partir de los 6 meses anteriores a la fecha de presentación de la solicitud.

En cuanto al monto de exoneración, el mismo recae sobre el impuesto a pagar, y no sobre la renta fiscal. La exoneración no podrá exceder el 100% del monto efectivamente invertido en los activos detallados en el proyecto, ni el 60% de impuesto a pagar en cada uno de los ejercicios comprendidos en la declaratoria promocional.

Dada la fórmula de cálculo del monto del beneficio de IRAE, la exoneración final nunca podrá ser menor al 20% del monto invertido. El plazo en que la empresa podrá gozar de la exoneración de IRAE se establece de acuerdo a una fórmula preestablecida y no podrá ser menor a 3 años.

Los usuarios de parques industriales son elegibles para estos beneficios y gozan de beneficios adicionales:
– El puntaje total ponderado obtenido se incrementará en un 15%
– Dispondrán de un crédito fiscal por los aportes patronales asociados a los puestos de trabajo incrementales por el proyecto promovido durante un período de 5 años.

Impuesto al Patrimonio (IP)
Exoneración sobre los bienes muebles que no gocen de exoneración al amparo de otros beneficios, por toda su vida útil. En el caso de bienes inmuebles, la exoneración comprenderá las obras civiles realizadas, por el término de 8 años si el proyecto está ubicado en Montevideo, y por el término de 10 años si está radicado en el interior del país.

Tasas y tributos a la importación
Exoneración de tasas y tributos a la importación, incluido el I.V.A de bienes muebles de activo fijo y materiales destinados a la obra civil, que no gocen de exoneración al amparo de otros beneficios, siempre que sean declarados no competitivos con la industria nacional por la Dirección Nacional de Industria (DNI) del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM).

Impuesto al Valor Agregado Nacional (IVA)
Devolución de I.V.A por las adquisiciones en plaza de materiales y servicios destinados a la obra civil.

VENTANILLA ÚNICA DE INVERSIONES

Unidad de Apoyo Al Sector Privado (UnASeP)
La solicitud se presenta ante la Unidad de Apoyo al Sector Privado (UnASeP) en cuatro vías, con toda la información requerida por la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones (COMAP).
Vea qué información es necesaria para formular y presentar los proyectos. http://www.mef.gub.uy/comap_nuevo_reg.php

El proyecto de inversión es enviado a la COMAP, quien determinará cuál será el Ministerio y organismo al que corresponda su evaluación, en función de la naturaleza del proyecto y de la actividad al que corresponda. Una vez evaluado el proyecto por el Ministerio correspondiente, la COMAP establece las recomendaciones respecto al caso que se trate.

Plazo de expedición: 60 días hábiles (prorrogable) y en caso de vencido el plazo se considerará al proyecto como promovido.
Una vez que la COMAP se expide (o cuando hay aprobación ficta), transcurre un período indeterminado para que el Poder Ejecutivo firme la Resolución otorgando los beneficios a la empresa.

Luego de promovido el proyecto de inversión, la COMAP llevará a cabo un seguimiento del mismo, para lo cual la empresa deberá presentar los estados contables con informe de auditoría (todos los proyectos) y declaración jurada complementaria con información para el análisis del cumplimiento de los indicadores para la aplicación de los beneficios.

ESTRUCTURA

Captura

DOCUMENTOS DE DESCARGA

DECRETO N°455 (2007)

DECRETO N°02 (2012)

COSTOS DE INSTALACIÓN – INSTITUTO URUGUAY XXI (2012)

GUÍA DEL INVERSOR – INSTITUTO URUGUAY XXI (2012)

LEY 16.906 – PROMOCIÓN DE INVERSIONES (1998)